¿Qué ponernos?

Muchas veces nos paramos delante del espejo y nos probamos 5 piezas diferentes y ninguna nos gusta. Asistiremos a una cita o evento importante y queremos estar radiantes, sin embargo, a la hora de vestirnos miramos el clóset y lo único que pensamos es: “No tengo nada que ponerme”. Ahí es cuando viene el caos, el pensamiento de: “Mejor me quedo en casa” y la tortura de que si nos ponemos lo que tenemos en el clóset seremos los más feos de la fiesta.

Bueno, en algunos casos nuestros clósets sí están desprovistos y lo mejor es que corramos a la tienda a comprarnos algo. Sin embargo, en otras no pocas ocasiones si tenemos opciones, lo que pasa es que ninguna nos acomoda en ese momento porque nos vemos gordos, o porque la ropa la vemos vieja, o porque ya nos hemos puesto este vestido. En fin, que para no enloquecer se trata de seleccionar la pieza que mejor se adecua al tipo de evento al que vamos a ir, al horario, clima y si ya nos la hemos puesto, pues probémosla con otros accesorios.

Amigos, para lucir no hay que tener un clóset lleno, sino buen gusto e imaginación.

Investigación en nuevas vacunas en el sector italiano

En Internet podemos informarnos de todo, o casi todo, para no generalizar. Últimamente se ha corrido la noticia de una investigación en nuevas vacunas en el sector italiano. También Internet sirve para vender. Sin embargo, tener una tienda online implica una serie de responsabilidades que debes pensar muy bien antes de decidirte a abrir un negocio. Por ejemplo, vender artículos para personas mayores en Internet, como gruas para enfermos de ortopediaviva.com, camas articuladas, sillas de ruedas, andadores, bastones, colchones antiescaras, trapecios para cama, cojines ortopédicos y demás, conlleva una gran responsabilidad. No se trata de ropa o dulces o flores, sino de artículos para personas con necesidades físicas por su edad, por tanto, la ética y compromiso deben estar presentes en el sitio de ventas.

Se trata de vender, pero sin agredir, ofender ni poner en desespero al cliente. Quien visita una tienda así es porque vive o cuida a alguien que por una razón u otra ya no puede valerse por sí solo, necesita la ayuda de los demás para poder llevar su vida. En fin, que tanto las investigaciones como las ventas tienen que ser muy responsables.